domingo, 7 de octubre de 2012

Pagina 105 E-book #3.


Pagina 105  E-book .



De que va ??? Pues es muy sencillo, es igual que la otra sección que tengo, Semana en Lineas pero con la variedad de que esta sera solo para los libros que leo en el PC.Como tengo muchos y variados que mejor que dedicarles una sección a ellos que también se lo merecen.Aparte es una buena escusa para ponerme al día con tantos atrasados que tengo.La idea surgió a través del blog de CordeliaEl Escalpelo Literario, donde ella tiene una sección llamada Pagina 99 donde nos muestra el contenido de esa pagina especifica, hayamos llegado a ella o no, la mía sera en la pagina 105 ya que la mayoría tienen mas de 150 paginas. En el caso de que tenga menos pagina se elegirá la mitad de números de pagina que contenga el libro, sencillo.




El Secreto Sumergido.
Cristian Perfumo.

Pagina 105 :

Sabía que intentar ir contra la corriente no le serviría de nada, sino que debía remar
perpendicular a ella si quería salir de allí con vida. Lo hizo, con decisión primero y con
desesperación más tarde, pero el avance era marginal comparado a lo rápido que la corriente
lo empujaba hacia el océano.
Esos doscientos metros de ría furiosa que lo separaban de la costa podían significar la
diferencia entre la vida y la muerte. Remó con todas sus fuerzas, ignorando los pinchazos en
los bíceps, el gusto a sangre en la garganta y las lágrimas de rabia y miedo que manaban de
sus ojos.
La costa que se alejaba frente a sus ojos no era otra que la Isla Chaffers, aquella donde
ver a Diana y sus colegas por primera vez le había sentado como una patada al hígado.
Ahora, pensó Marcelo, encontrarlos sería una bendición.
La isla era el último vestigio del continente. Un minuto más y se encontraría
formalmente en aguas oceánicas. Miró hacia el mar abierto. Un puñado de islotes
prolongando la península que no podría alcanzar era lo único que quedaba antes de que la
masa azul lo devorara todo. Intentó desesperado remar más fuerte pero los brazos ya no le
respondieron y el pequeño remo resbaló de sus manos, cayendo al agua.
Remó con sus dos manos juntas para intentar achicar la distancia a aquel pedazo de
madera del que pendía su vida. Se estiró todo lo que pudo, pero apenas alcanzó a rozarlo con
la punta de los dedos. Intentó acercarse un poco más y se estiró de nuevo hasta casi caerse del
kayak. Esta vez sí, logró aferrarse al madero, pero para cuando estuvo en posición de remar,
ya era tarde. Una ola demasiado grande lo embistió en el lado izquierdo y dio vuelta el kayak.
Con la cabeza debajo del agua, tenía dos opciones antes de que le faltara el aire e
inundara sus propios pulmones con un espasmo instintivo. Una era salir de la embarcación y
luego aferrarse ella. Dada vuelta actuaría de balsa pero quedaría flotando a la deriva. La otra
alternativa era intentar una maniobra conocida como esquimotaje, que consistía en utilizar el
remo como palanca y con un movimiento rápido del torso volver a darse vuelta, recuperando
el control del kayak.
Aunque el esquimotaje era mucho más sencillo si se contaba con la gran palanca de un
remo convencional en lugar de uno de emergencia, Marcelo lo había practicado alguna vez
incluso sin remo alguno, utilizando solo sus brazos para propulsarse. Pero una cosa era estar
con la cabeza fría en aguas calmas y otra era estar ahogándose en un mar que se movía como
una lavadora.
Decidió intentarlo. Con la pala del remo apuntando hacia el fondo realizó un
movimiento brusco tratando que el torso saliera a la superficie.


Génesis García dijo...

muy buena la nueva sección me agrada :D.. Por cierto segun lo que lei este libro esta buenoo!! lo anotare:D

Busca